DIETÉTICA Y NUTRICIÓN

La dieta es una herramienta que se puede aplicar sobre personas sanas o enfermas, con fines educativos, preventivos o terapéuticos, sobre individuos o colectividades… Es una herramienta que debe ser utilizada de manera consciente, teniendo en cuenta que es un elemento más del plan terapéutico.

A la hora de planificar una dieta es preciso:

Tener un amplio conocimiento de los grupos de alimentos.

  • Manejar los principios de dieta equilibrada.
  • Conocer bien la patología sobre la que vamos a aplicar la dieta.
  • Valorar las características del paciente para el que confeccionaremos la dieta.
  • Planificación de dietas: elementos necesarios Para planificar una dieta es necesario manejar una serie de elementos sin los cuales no sería posible su elaboración:

1. Concepto de dieta equilibrada.
2. Grupos de alimentos.
3. Manejo de las Tablas de composición de alimentos.
4. Recogida de datos clínicos del paciente:

  • Antecedentes personales.
  • Antecedentes familiares.
  • Historia ponderal.
  • Consumo alimentario: encuestas dietéticas, preferencias, gustos, creencias.
  • Exploración física (antropometría).

5.Planificación dietética: tipos de dieta.

1. Concepto de dieta equilibrada
Una dieta cuantitativamente es correcta cuando aporta la energía adecuada, permite el mantenimiento o consecución del peso ideal y aporta todas las vitaminas y minerales en cantidades no inferiores a 2/3 de las aportes dietéticos recomendados (RDA). Las dietas hipocalóricas por debajo de 1500 calorías no lo garantizan.
Los nutrientes son las sustancias que componen los alimentos. Nutrientes esenciales son aquellos que el organismo no puede sintetizar a partir de otros y, por tanto, depende absolutamente de su ingesta en los alimentos.

Los nutrientes que aportan energía son llamados nutrientes energéticos o macronutrientes:
1. Proteínas.
2. Grasas.
3. Carbohidratos.

Expresada en términos de Kilocalorías estos tres nutrientes aportan la siguiente energía:
a. 1 g de proteínas, 4 Kcal.
b. 1g de grasa, 9 Kcal.
c. 1g de hidratos de carbono, 3,75 Kcal.
d. 1g de alcohol, 7 Kcal.

La distribución porcentual de los macronutrientes en la dieta equilibrada es la siguiente:
• 50- 55 % de carbohidratos.
• 30-35% de grasas (15-20 % monoinsaturadas).
• 10-15 % de proteínas.

En el manejo de la obesidad estos porcentajes se mantienen en la misma proporción. Solo en algunas ocasiones se modifican estos porcentajes cuando por ejemplo hay comorbilidades asociadas a la obesidad (síndrome metabólico, diabetes, dislipemia). En este caso se modifican en función de aquella patología que predomine. Por ejemplo en el caso de diabetes se disminuyen los hidratos de carbono y se aumentan las proteínas, aunque siempre con moderación en previsión de la posible nefropatía diabética. En el caso de dislipemia disminuyendo los lípidos, etc.